lunes, 10 de marzo de 2014

UN TRIPLEX MUY RECICLADO

Buenos días y feliz lunes!!! Vaya fin de semana de sol, no nos podremos quejar!!! Que maravilla ....

Hoy os traigo una propuesta de un Diseñador Catalán afincado en Francia Carlos Pujol.

Un tríplex cargado de humor, arte gráfico, muebles reciclados y objetos de variada procedencia
Lo que fuera una edificación compuesta por cuatro pequeños estudios independientes se convirtió en la casa soñada de una pareja (en la cuidad de Reims, al noreste de Francia) amante del diseño y la vanguardia.
 
Pujol llevó a cabo no sólo la propuesta arquitectónica del proyecto, sino el interiorismo y el diseño de muebles específicos y de ciertos objetos para transformar esos cuatro espacios, aburridos y oscuros, en ambientes abiertos, amplios y muy llamativos, que con la remodelación alcanzan los 250 m2 de área interior. 

“¿La clave de este apartamento? Crear un espacio inusual y peculiar. Me pasé un montón de tiempo con los propietarios y descubrí que compartíamos una serie de referencias culturales. En este tríplex, el eclecticismo está presente en todos los materiales, colores, estilos y épocas. Lo vintage y lo contemporáneo se mezclan perfectamente en los ambientes”, explica Carlos.

Bajo la escalera de metal con peldaños incrustados al muro, que conduce del área social al tercer nivel, se exhiben tres Vespas de los años cincuenta y una torre elaborada con viejos libros de cómics insertos en un tubo. Añosas cajas de madera en las que se acomodaron objetos en desuso, como una gastada raqueta de tenis o uno de los primeros computadores Apple, ambientan la sala.






El tema del reciclaje también inspiró la cocina. Para el comedor, Pujol diseñó dos enormes mesas con ruedas, que cuentan con un marco de metal; sobre estas se instalaron superficies de madera lijadas y barnizadas procedentes de antiguos pisos.

Viejos revestimientos de madera se adecuaron para cubrir los muebles de almacenamiento de la firma Ikea. El toque de humor lo dan las manijas de botones dispuestas al azar sobre los armarios, así como las jarras y frascos de vidrio reciclados que fueron convertidos en lámparas de techo. Para el piso de esta zona, se escogieron baldosas de cemento con diseños de vieja data.



En el corredor de dormitorios y baños del primer nivel, Carlos diseñó, inspirado en el cuento Alicia en el País de las Maravillas, puertas falsas, de diferentes tamaños, molduras y colores, mezcladas con otras reales, que generan confusión visual.
Otro elemento llamativo en el área social es la lámpara colgante realizada con 280 pares de lentes encontrados en la fundación internacional Emaús

Para ganar luminosidad, parte del piso del tercer nivel se reemplazó por vidrio de modo que la zona social y la cocina, que Pujol ubicó en el segundo nivel, contaran con entrada de luz natural procedente de la terraza. El tercer nivel o superior tuvo también una importante intervención arquitectónica, pues se creó una oficina estudio y se generó una terraza aumentando en 50 m2 el espacio habitable de la casa.



Buenos ¿Qué os parece? Es evidente que el tríplex es una clara muestra de eclecticismo.
Que tengáis un día genial!!!
Besitos...



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...